Cómo es una clase

Una clase de Biodanza suele durar dos horas y normalmente se realiza descalzo (no es obligatorio), en ropa cómoda que permita hacer cualquier tipo de ejercicio.

Una clase regular comienza con un relato sobre lo vivido en la clase anterior con el fin de crear un espacio amoroso y de contención que permita la expresión sincera y profunda de lo vivido. No se hace una interpretación de lo expresado tanto de parte de los integrantes como del facilitador. Luego se pasa a la fase vivencial de la clase.

Cada clase está preparada alrededor de uno o dos temas centrales. Estos temas se definen en función del estado del grupo y de la secuencia previa de clases. El facilitador lleva al grupo por una serie de ejercicios que introduce con una breve demostración, para que luego el grupo los vivencie personalmente. No hay pasos o rutinas que aprender en Biodanza ya que la propuesta es que los movimientos surjan motivados por las emociones que dispara la música y el clima del grupo permitiendo que el movimiento se convierta en una expresión de ti mismo, por lo que es imposible equivocarse. Con el fin de facilitar el sentir las emociones tal cual surgen, se suele mantener el silencio durante la clase.

Los ejercicios de Biodanza se dividen en 3 categorías:

  • Individual - realizadas por sí solo, pero al mismo tiempo que todos los demás del grupo (algunos de ellos se pueden realizar con los ojos cerrados).
  • Junto con otra persona (danzas en parejas), que cambian a menudo durante un ejercicio varias veces.
  • Los ejercicios en conjunto como un grupo (ejercicios tribales).